SECUNDARIA DEL CENTRO ESCOLAR
GRAL MIGUEL NEGRETE NOVOA www.secundariacentroescolar.com
BIENVENIDADIMENSIÓN PEDAGÓGICADIMENSIÓN ORGANIZATIVADIMENSIÓN ADMINISTRATIVADIMENSIÓN DE ALUMNOSDIMENSIÓN DE PARTICIPACIÓN SOCIAL.....
ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA (APF)
PLAN DE TRABAJO DE LA A.P.F.
INFORMES Y AVISOS DE LA A.P.F.
CONSEJO ESCOLAR DE PARTICIPACIÓN SOCIAL (COESPASO)
PLAN DE TRABAJO DEL COESPASO
PROYECTOS DEL CONAPASE
AUTORIDADES
EMPRESAS
CONSEJO ESCOLAR DE PARTICIPACIÓN SOCIAL (COESPASO)

       
GUIA ESTATAL DE NUESTRO ESTADO DE PUEBLA

     
   
   




COMITES INTERNOS
DEL CONSEJO ESCOLAR DE PARTICIPACIÓN SOCIAL
 

Logistica de Nuestros Comites Internos y más...
Detalles de cada comite interno entre en las imagenes o los temas.


Comité de Lectura.

Leer es mucho más que decodificar un texto o comprenderlo literalmente; implica apropiarse de lo leído para desarrollar conocimientos, alcanzar metas personales y participar con mayor efectividad en la sociedad.

La lectura mejora la capacidad de observación, atención, concentración, análisis y espíritu crítico, además de generar reflexión y diálogo. Asimismo, con la lectura, uno puede divertirse, reflexionar, estimular y satisfacer la curiosidad sobre los temas de interés. Para ello, es preciso desarrollar las competencias necesarias que permitan aprovechar al máximo la experiencia de leer, sobre todo a través de la práctica.

Sabemos que la lectura es un factor determinante para el desarrollo de habilidades de los estudiantes, las cuales impactarán en su desempeño escolar y laboral. Por lo tanto, fomentar la lectura es una tarea fundamental e impostergable, y además, tarea de todos: estudiantes, maestros, directivos, familia y el resto de la comunidad escolar.


 

 

  Comité de Mejoramiento de la Infraestructura.

Con los programas de infraestructura educativa en México, se busca dotar a los estudiantes de un espacio seguro, funcional y confortable que cubra las necesidades de la comunidad educativa. Es normal que, por el propio uso de los edificios, surjan problemas relacionados con la construcción, rehabilitación, adaptación, mantenimiento, planeación y seguridad de aulas, pasillos, escaleras, patios de recreo, canchas deportivas, sanitarios, bibliotecas o bardas perimetrales, lo que hace indispensable llevar a cabo acciones de remodelación y mantenimiento preventivo y correctivo.

 Comité de Protección Civil y Seguridad Escolar.

Diversas regiones del territorio nacional son vulnerables a los efectos de fenómenos naturales (huracanes, incendios, deslaves, erupciones volcánicas, inundaciones, entre otros) y de fenómenos sociales asociados a la inseguridad (narcomenudeo, robos, asaltos, entre otros). Las escuelas concentran en sus instalaciones a numerosas personas que podrían estar expuestas a los impactos de estos eventos. En consecuencia, la comunidad educativa debe estar preparada para actuar ante cualquier tipo de emergencia, desastre o accidente que ponga en riesgo a cualquiera de sus integrantes o que impida u obstaculice el desarrollo de las actividades cotidianas de la escuela.

La prevención de situaciones de emergencia (o la mitigación de sus consecuencias) requiere de la participación organizada de la comunidad educativa y de una oportuna coordinación con las autoridades y organizaciones de auxilio. Por lo anterior, la comunidad educativa debe apropiarse de una cultura de la prevención y la atención, anticipándose a fenómenos que puedan ocurrir en la escuela o su entorno y atendiendo aquellos que lleguen a ocurrir o canalizándolos con las instancias que corresponda.

 

 

 Comité de Impulso a la Activación Física.

La Organización Mundial de la Salud define la activación física como una variedad amplia de movimientos musculares que resultan en un determinado gasto calórico. No debe confundirse o asociarse únicamente con la práctica del deporte. Ejercicios moderados como caminar, bailar, montar bicicleta o subir escaleras permiten también activarnos y producen beneficios para la salud.

Los niños y adolescentes, conforme crecen, necesitan más alimentos, más energía y más ejercicio. Sin embargo, en México, el estilo de vida de la población en general es cada vez más sedentario, por lo que aumentan los malestares y enfermedades físicas, psicológicas y emocionales a edades cada vez más tempranas. Para que la población infantil y adolescente de nuestro país cuente con mejores condiciones de salud, es necesario fortalecer el núcleo familiar y el espacio escolar, pues son contextos fundamentales para el desarrollo integral de los niños y jóvenes.

En este sentido, el impulso a la activación física en la escuela complementa los contenidos y tiempos de la asignatura de Educación Física; por ello, directivos, docentes, educadores físicos, promotores de la salud, padres de familia, entre otros integrantes de la comunidad educativa, desarrollan un papel relevante para animar que ésta y otras prácticas saludables se implementen en los centros escolares. Con el apoyo de todos estos actores, se puede transformar a la escuela en un espacio que promueva hábitos de vida saludable y que fomente la actividad física como elementos imprescindibles para el desarrollo integral de los niños y jóvenes en el país.

 

Comité de Actividades Recreativas, Artísticas o Culturales.

Las actividades recreativas, artísticas y culturales son pilares fundamentales en la formación de los niños y jóvenes. A través de su práctica, se favorece el desarrollo mental, emocional y motriz de los estudiantes; asimismo, ayudan a construir una relación activa de los estudiantes con su comunidad, ya que, de manera natural, estimulan el sentido de identificación y pertenencia comunitaria y les permiten una mejor interacción con su entorno social.

Algunos ejemplos de este tipo de actividades pueden ser juegos al aire libre, eventos sociales y culturales, demostraciones artísticas (integrar un grupo coral, tocar un instrumento musical, pintar, practicar algún tipo de danza o recitar poemas) y otras aficiones. Lo importante en todas estas actividades es que el alumno desarrolle su creatividad, sensibilidad, emotividad, interpretación e imaginación.

Comité de Desaliento de las Prácticas que Generen Violencia entre Pares.

La violencia entre pares, también conocida como bullying, es el maltrato o intimidación que se manifiesta entre niños y jóvenes a través de actitudes agresivas, intencionadas y repetidas que ocurren sin una razón evidente. Aunque se da entre iguales (la diferencia de edades no suele ser mayor a tres años), se caracteriza por el abuso de poder y la intención de intimidar o dominar a otra persona que regularmente se encuentra en estado de indefensión. Puede ser ejercido por una persona o por un grupo, de manera persistente y repetitiva; puede durar semanas, meses o incluso años.

Se habla de violencia entre pares cuando en una situación de agresión hay un acosado, un acosador y un grupo de testigos que son cómplices por omisión (no hacen algo por detener la agresión). Aunque no existe un orden fijo y cada caso es diferente, este fenómeno regularmente inicia con el maltrato psicológico, el cual  se manifiesta a través de la forma más sutil de violencia que es la exclusión, seguido de la manipulación y la agresión verbal a manera de apodos, insultos, amenazas o descalificaciones que tienden a disminuir la autoestima del acosado. Si a esto le sumamos la indiferencia de los adultos, obtenemos un estado de temor e inseguridad que frena el desarrollo integral de los alumnos acosados.

La violencia entre pares tiene consecuencias negativas a nivel personal y social ya que, por un lado, afecta el desarrollo integral de los niños y jóvenes y, por otro, hace que seamos más tolerantes a la violencia.  Por lo anterior,  es impostergable su prevención y atención, tanto en el contexto escolar como al interior de las familias. En este sentido, resulta fundamental la colaboración de toda la comunidad educativa.

Comité de Establecimientos de Consumo Escolar.

Una de las prioridades de la educación es la promoción de la salud, derecho esencial de todo ser humano y condición indispensable para el desarrollo. Para poder hacer efectivo este derecho, la educación debe buscar la construcción de una cultura formativa y preventiva en torno a los principales factores que inciden en la salud de la población infantil y adolescente. Entre estos factores, la alimentación cobra especial relevancia, sobre todo considerando que actualmente el sobrepeso y la obesidad se encuentran entre los problemas de salud pública más importantes del país.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Nutrición, en niñas en edad escolar (5 a 11 años), el sobrepeso aumentó 27% y la obesidad 47% en tan sólo siete años (de 1999 a 2006); en mujeres adolescentes, en el mismo periodo, se observó un incremento de 7.8% para sobrepeso y 33.3% para obesidad. Asimismo, la Academia Mexicana de Pediatría, A.C. y la Academia Nacional de Medicina de México, A.C. señalan que el 26% de los niños en edad escolar sufren de sobrepeso y obesidad. Por su parte, la Encuesta Nacional de Salud en Escolares (ENSE) del año 2010 muestra que, en México, existen más de 3 millones de estudiantes de nivel primaria y cerca de un millón 500 mil estudiantes de nivel secundaria con exceso de peso. Estos valores corresponden, en promedio, a más del 30% del total de la población escolar en educación básica. Además, se han incrementado los casos de niños que padecen enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes Mellitus tipo 2, enfermedad exclusiva de adultos, teniendo como detonantes principales el sedentarismo y la nutrición deficiente.

Las cifras de alumnos con problemas de salud relacionados a una dieta incorrecta (sobrepeso, obesidad, desnutrición, anemia, anorexia, entre otros) hacen necesario el impulso de acciones formativas, en la casa y en la escuela, que propicien cambios en las prácticas de salud alimentaria en presentes y futuras generaciones de niños y adolescentes, con el fin de garantizar el cumplimiento de sus derechos fundamentales. Con la participación de padres de familia, maestros y los propios estudiantes, se producirán cambios sustantivos progresivamente.

Comité de Cuidado al Medio Ambiente y Limpieza del Entorno Escolar

Hoy en día, es indispensable que niños, jóvenes, maestros, padres de familia y todos los integrantes de la sociedad reafirmen su compromiso con el cuidado y la preservación del medio ambiente. Por ello, no es suficiente impartir conocimientos teóricos en la materia; también es necesario ponerlos en práctica para detectar los problemas particulares de cada región e implementar las medidas necesarias que contrarresten el daño al medio ambiente, a fin de procurar su conservación.

Los planes y programas de educación básica consideran, como parte del proceso formativo de los niños y jóvenes, contenidos educativos orientados al desarrollo de competencias específicas para el cuidado y la conservación de los recursos naturales, en beneficio de las personas y las comunidades. Además de la tarea educativa desarrollada, es necesario poner en práctica dichos conocimientos en el entorno escolar e implementar acciones encaminadas a la mejora y el mantenimiento de la infraestructura física de las escuelas. Algunas escuelas tienen espacios poco saludables que contradicen los contenidos de promoción y educación para la salud que se estudian en el salón de clases. Cuando las instalaciones del inmueble son inadecuadas debido a la falta de higiene y de mantenimiento, se favorece la presencia de enfermedades y diversos malestares físicos que, según expertos en salud, tienen efectos adversos en el proceso educativo y en el desarrollo social.

Algunas de las condiciones principales que afectan el entorno escolar son la falta de agua potable, la insalubridad de los sanitarios, el almacenamiento de agua sin las medidas adecuadas, los tinacos y bebederos en mal estado, los sistemas de drenaje y agua sin mantenimiento, los inmuebles escolares infectados de fauna nociva, las áreas verdes destruidas, entre otras. Por lo anterior, es necesario que, para el cuidado, mejora y limpieza del entorno escolar, la comunidad educativa participe de manera coordinada, informada y comprometida con el bienestar de los estudiantes.




































































































































































































































BAJA LOS LINEAMIENTOS OFICIALES







BIENVENIDADIMENSIÓN PEDAGÓGICADIMENSIÓN ORGANIZATIVADIMENSIÓN ADMINISTRATIVADIMENSIÓN DE ALUMNOSDIMENSIÓN DE PARTICIPACIÓN SOCIAL.....